Tarot

 :: ESCRITORES :: FANFIC

Ir abajo

Tarot

Mensaje por Mio_kurosaki el Sáb 22 Mayo 2010, 10:47 am

Bueeeeeeeeno.... Este es un fic propio... inventado por mi lok cabeza XD... espero sea de su agrado, acerca de las palabras con *, daré los significados al final de cada cap n-nU.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

TAROT



Carta 1.- Le pendu

=Tarot… mazo de cartas utilizado para conocer hechos del pasado presente o futuro…=

El reino-fortaleza Inglaterra se conforma de tres zonas bien definidas… la primera zona, el exterior del reino; está conformado por pequeñas aldeas con señores feudales y algunos cuantos mercados, su población común son la gente más vulnerable del país, pobres indigentes y algunos comerciantes y actores que no ganan lo suficiente para mantener la paga de la segunda zona del reino. Segunda zona del reino, conformada por grandes comerciantes y exportadores, entre ellos gente de alta clase social, esta zona es protegida según los impuestos que se logren pagar. Tercera zona del reino-fortaleza Inglaterra; Protegida por una fuerte muralla, la seguridad es máxima e implacable, la zona es habitada exclusivamente por la clase alta de la nobleza, la iglesia y los grandes pensadores del siglo; cuenta con su propia abadía, la cual es única y la más honorable de todo el mundo( Pangaea )

Afueras del antiguo reino fortaleza Inglaterra: 3ra. Zona, oriente:

-¿Has escuchado eso?... Dicen que hay uno de esos “Arcanum” viviendo en este reino…- Decían a voces un par de mujeres quienes pasaban por el frente de una pequeña choza que a duras penas se mantenía en pie, más que sin embargo era habitada. Al tiempo que pasaban dichas mujeres, la guardia especial del reino hacía su aparición. Esta constaba de 5 caballeros, quienes eran comandados por un sexto individuo quien se destacaba por llevar encima una hermosa capa carmesí y armadura negra. Todos aquellos hombres montaban en hermosos corceles de pura sangre y eran guiados por una anciana hasta aquella pequeña choza.

-¡Es aquí mi señor! ¡Es ahí donde vive “él”!- Dijo la anciana al estar lo suficientemente cerca del lugar con su voz ronca y rasposa, señalando al mismo tiempo con sus huesudo y delgado dedo índice.

-Tráiganlo…-Indico el hombre de armadura negra a otros dos, quienes inmediatamente bajaron de sus caballos y avanzaron hacía la choza. Un tercero bajo de su caballo y se dispuso a esperar que los otros dos trajeran consigo al habitante del lugar. No hizo falta que los caballeros entraran a la choza a la fuerza puesto que el habitante; quien era un muchacho albino de complexión mediana, salió de la choza despreocupadamente.

-¡Es ese muchacho!-Grito la anciana alertando al muchacho quien no se había percatado de la presencia de los otros dos hombres quienes rápidamente le apresaron llevándole al frente del otro que esperaba.

-No luches niño-

-¡Pero qué significa esto!-Exclamó el muchacho al ser, literalmente arrastrado por el lugar hasta ser presentado al sujeto que esperaba.

-Este joven… eres el artesano que vende máscaras en la segunda zona del reino ¿no es así?…-Dijo el sujeto.

-Mi señor no he hecho nada malo… yo sólo- De pronto el líder de los caballeros bajó de su montura y se acercó al muchacho golpeándole en el rostro.

-Melrieth… cuantas veces he de decirte que te limites sólo al interrogatorio de los “impuros”-Dijo el hombre observando de reojo al otro.

-Disculpe usted, Lord Lyah-

-Sólo llevémosle a la abadía-Dijo uno de los caballeros que le apresaba.

-Muchacho, se te acusa de ser un “Arcanum”… ¿Qué puedes decir en tu defensa?-Dijo Melrieth siguiendo órdenes nuevamente.

-Yo, no… Mi señor no se dé que me hablan, ¡yo no soy tal cosa!-Respondió el muchacho muy alterado.

-Sabath, Elthes… revísenlo-Exclamó el líder.

-¡Esperen por favor!-Sin chistar a las ordenes de su líder, uno de los caballeros rápidamente descubrió el pecho del muchacho, como si buscará alguna marca que indicará que el muchacho era uno de esos “Arcanum”.

-Es el doceavo Lord Lyah-Dijo Sabath.

-Llévenselo a la abadía… será ejecutado mañana por la mañana-Dijo el líder volviendo a su caballo, detrás de él iban Melrieth y Elthes.- Sabath, no pierdas tiempo y llévate a esa cosa inmediatamente, no hagas ninguna parada… Elthes, busca a los monjes y que lo interroguen en la sala carmesí de la abadía- Ambos caballeros siguieron inmediatamente las ordenes de su líder y partieron sin perder ni un segundo.-Melrieth…-

-Lord Lyah-Respondió el hombre esperando instrucciones.

-La próxima vez… sólo revisa a los prisioneros, no entables conversación alguna con ellos… esas cosas no merecen compasión o atención alguna…-

-Como usted diga Lord-

Primera Zona del reino-fortaleza Inglaterra: Abadía Saint Michael

La abadía en si misma parecía una fortaleza inmensa repleta de laberintos de pasillo y escaleras que conducían a patios, jardines, bibliotecas y calabozos…. Miles de habitaciones se encontraban en aquel bello edificio de arquitectura gótica hecha en hermosa cantera rosada. Dentro de los muros de la misma una sombra recorría hábilmente los pasillos del lugar pasando de corredor en corredor evitando a los guardias y monjes que transitaban por el mismo. Esta se detuvo por fin en la zona este de la abadía, la zona “especial”, llegando ahí, fue con más cautela y alcanzó un cuarto en especifico que estaba protegido por dos grandes puertas de metal; rápidamente localizó el mecanismo para abrir dichas puertas, pero antes de entrar a la sala, un joven sacerdote le interrumpió.

-Buenas noches señor, ¿Viene usted a interrogar al “impuro”?-Preguntó al ver al joven que había abierto las puertas de la sala.

-¿”Impuro”?-contestó este.

-Sí, usted sabe… el no quiere hablar... según los guardias mañana será ejecutado…-

-Oh si, por supuesto, déjeme el interrogatorio a mi… yo me hare cargo del resto, mientras tanto que nadie interrumpa-Dijo el joven intruso entrando finalmente a la sala cerrando las puertas tras de sí. Dentro de esta encontró al que era llamado “impuro”, era ni más ni menos que el joven que había sido apresado antes, este se encontraba colgado boca abajo totalmente inmovilizado e inclusive tenía vendados los ojos.

-Buenas Noches tenga usted-Dijo el intruso al muchacho.

-Ya les he dicho que no sé nada… por favor bájenme de aquí… se los ruego…-Respondió el joven con una voz muy débil.

-Tranquilo amigo, te bajare de ahí inmediatamente-

-¿Quién es?-

-Hum…. Digamos solo que he venido a buscarte, debemos viajar fuera del país lo más pronto posible… me puedes llamar Lui-Mientras hablaba con el muchacho, buscaba la manera de bajarle de ahí sin hacerle daño. Después de unas cuantas miradas por el lugar, Lui rápidamente encontró el mecanismo de poleas del cual pendían las cadenas que a presaban al otro joven, sin pensarlo mucho, activó el mecanismo y lentamente comenzó a bajarle.- ¿Cuál es tu nombre amigo?-Le preguntó al estar ya el muchacho en el piso. Sin perder ni un segundo, Lui comenzó a liberar de las cadenas y cuerdas que sujetaban al joven de manos y pies, terminando por quitarle la venda de los ojos

-Yves… Lorei-Respondió este.

-Bonito nombre amigo-Al abrir los ojos el joven albino se encontró con otro muchacho, de si acaso su misma edad; de cabello negro y corto, tez blanca y ojos dorados, estaba ataviado en ropajes chinos apropiados para el combate.

-¿Por qué me ayudas?-

-Te explico luego, por el momento hay que salir de este lugar de locos. Dime, ¿puedes correr?-

-Si eso creo…-Respondió Yves.

-Venga pues, salgamos-

-Es la abadía de Saint Michael, la seguridad aquí es tremenda, y no solo eso, si por suerte llegásemos a salir, la seguridad afuera nos atraparía en segundos, los guardianes de Lord Lyah son implacables…-

-No te preocupes, tengo eso resuelto-Respondió Lui con una gran sonrisa en el rostro-Ahora solo sígueme-

Yves no muy convencido, se puso de pie y siguió a Lui hacía la salida de la sala, en tanto Lui observaba atento cualquier movimiento que en el lugar se presentará.-Vamos…-Inmediatamente, el joven chino salió de la sala y se escondió tras unos arbusto situados en los jardines fuera de esta, después de eso volteo hacia donde aún estaba Yves y le hizo una señal con la mano indicándole que avanzará a su posición. - Sh… alguien viene-Le dijo Lui al escuchar unos pasos por el corredor. Al escucharlos más cerca, el joven asomo un poco la cabeza por encima de los arbustos, logró ver a un hombre de armadura que se acercaba al lugar era Melrieth-Abajo-Susurro Lui.

-¿Qué ocurre?-Le dijo Yves. El sonido de los arbustos llamó la atención de Melrieth, quien se detuvo para mirar alrededor.

-Sh…-Exclamó nuevamente Lui. Al no ver nada fuera de lo común Melrieth siguió su camino hasta las puertas metálicas de la sala que supuestamente albergaba a Yves. Al tratar de accionar el mecanismo de apertura, se percató de que este había sido activado y las puertas estaban entre abiertas.

-¿Quién?-Melrieth estaba totalmente sorprendido, aprovechando la distracción del caballero, Lui deicidio que era momento de salir de ahí.

-¡Ahora!-Lui saltó de entre los arbustos llevándose a Yves consigo y ambos emprendieron una veloz huida por uno de los pasillos que llevaban al muro exterior de la abadía.

-¡Guardias!- Gritó Melrieth al escuchar el grito de Lui, pero para cuando volteó hacia el pasillo nuevamente, ambos muchachos estaban fuera de su alcance.

-¡Corre estamos cerca de la salida!-Gritaba Lui.

-¿De qué hablas? ¡Vamos directo a un callejón sin salida!-

-¡Sólo sígueme!-Ambos muchachos llegaron al final del pasillo, el cual efectivamente era un callejón sin salida.

-¿Ahora qué? ¡Estamos atrapados!-Los pasos de los guardias que corrían detrás de ellos se escuchaban cada vez más cercanos, Yves comenzaba a temer más y más a cada segundo.

-¡Ahí están! ¡Atrápenlos!-Gritó uno de los guardias a los otros, los cuales rápidamente rodearon a ambos muchachos.

-Dime Yves… ¿Sabes usar la espada?-

-¿Espada?... Si-

-¡Bien!- Ágilmente Lui se lanzó contra uno de los guardias que le rodeaban y le derribo de una poderosa patada, el muchacho era muy rápido para los guardias que usaban pesadas armaduras, parecían aprendices tratando de usar sus espadas contra el.- ¿Ven?, por eso no deben usar esas feas armaduras de metal-Después de este comentario, el joven esquivo una de las estocadas que le dirigió un soldado, y de un elegante movimiento le privo de su arma.-¡Atrápala!-Le grito a Yves al tiempo que arrojaba la espada.

-¿Qué se supone que haga con esto?-

-¡Ganar tiempo para mí!-

-¿Qué?- Ya habiendo cumplido con su objetivo, Lui se replegó a la pared y coloco sus manos sobre de esta y comenzó a pronunciar una especie de conjuro. -¡Que haces! ¡Ayúdame!-Exclamó Yves mientras trataba de defenderse de los ataques enemigos.

-Sólo resiste-Después de esta rápida respuesta Lui continuó con lo que hacía y de pronto en la pared algo resplandeció dejando ciegos a los guardias que les rodeaban, permitiéndoles a los jóvenes escapar por una puerta que se había abierto al tiempo que la pared emitió el resplandor. Para cuando los guardias se recuperaron, los dos muchachos ya se habían desvanecido, aparentemente “en el aire”.

-¿Dónde estamos?-Preguntó Yves al notar que habían entrado a una especie de pasadizo secreto.

-Es un pasaje oculto con magia… al parecer los sacerdotes ya han olvidado como activar los pasadizos que sus ancestros construyeron siglos atrás…-Respondió Lui.

-¿Cómo salimos de aquí?-

-Fácil… solo hay que seguir la luz…-

-¿Luz?... Aquí no hay luz…-

-Sólo… observa…- Pasaron unos cuantos minutos y aparentemente nada sucedía ahí, hasta que una leve brisa pasó por entre los pies de ambos muchachos, seguida de un leve resplandor que permitía ver ciertas partes del pasillo en el cual estaban, no era muy luminoso, pero era suficiente para poder avanzar y salir del lugar.-Vamos… nos esperan afuera-Dijo Lui sonriendo de nueva cuenta.

-Si…- Con ya algo de iluminación, se decidieron a seguir su camino de escape.

-Y… dime Yves, ¿qué edad tienes?-Dijo Lui tratando de hacer su escape un tanto más agradable.

-20…- Respondía Yves un tanto amilanado.

-Escuche que hacías mascaras muy hermosas…-Insistió Lui.

-Si… ese es mi oficio…-

-Em… creo que debemos darnos prisa…- De momento, el joven extranjero parecía darse por vencido en entablar conversación con el joven albino, quien al parecer, tendía a ser frio con las personas. Fue cuestión minutos para que ambos lograsen encontrar el final de aquel amplio y largo corredor de cantera. A unos metros al final de este, se lograba ver una luz muy familiar.

-Vaya… no me pareció tanto el tiempo que estuvimos aquí dentro…-Exclamó Lui al reconocer la luz de los primeros rayos del amanecer.

-Habrá guardias esperando fuera de este pasaje…-Susurró Yves de nuevo de forma pesimista.

-No te preocupes…este pasadizo es el más seguro de todos los existentes en la abadía de Saint Michael…-Al tiempo que decía esto, Lui tocó un punto clave en la pared de cantera que les separaba del exterior, y esta de pronto comenzó a levantarse abriendo paso a ambos jóvenes.

-¡Lui-Chama!-Gritó un joven que se encontraba en el exterior; aparentemente estaba esperando que este saliera de ahí.

-Kyouki- Exclamó Lui saliendo del túnel y dirigiéndose inmediatamente a donde el otro chico le esperaba- He de suponer que hiciste los encargos que te pedí ¿no?-

-¡Sí!-Respondía Kyouki alegremente. Mientras, Yves salía del pasaje cubriendo sus ojos de la luz del sol que se reflejaba en los amplios prados verdes que había en el exterior.

-¿Dónde?-

-¿Esto?-Exclamó Lui- Son las afueras del reino, cerca de la tercera zona oriental…-

-¡Hoooola!-Gritó enérgicamente Kyouki acercándose a ver detenidamente a Yves.-Eres tu… el doceavo…-Susurró el chico con una gran sonrisa en la cara.

-¿Cómo es que tú?-Respondió Yves sorprendido.

-¿Lo sabe?...-Dijo Lui complementando la pregunta de Yves- es fácil… él es el cero…. “Le mat*”…-Dijo Lui.

-La marca, resplandece en tu pecho, despides ese dulce aroma… ¡Eres “Le pendu*”!-Exclamó Kyouki efusivamente-¡Mucho gusto! ¡Mi nombre es Ashita Kyouki!-El muchacho parecía enloquecer con la mera presencia de Yves, no dejaba sonreír y prácticamente danzar por todo el lugar.

-Em… yo soy Yves Lorei…es un placer-Decía Yves de nuevo con esa voz pesimista pero a la vez en su rostro se notaba una expresión de asombro por conocer a otro “Arcanum”.

-No tienes por qué temer a los poderes que se te han sido otorgados Yves…-Dijo Lui en tono serio-“Arcanum”; Se piensa que son cada uno de los naipes usados en la adivinación… Tarot… Pero tú y yo sabemos que no es así… “Arcanum”… proveniente del latín… significa “Misterio” o “Secreto”… estos “misterios” son lo que están guardados en los cuerpos de los elegidos… Son seres capaces de ver el presente, pasado y futuro de la humanidad… ¡seres privilegiados! -

-No, no es así… somos perseguidos y quemados en hogueras, colgados hasta morir, lapidados… ¡la iglesia nos persigue por herejía!, No imaginas siquiera la tortura a la que algunos son sometidos… ¡todo por esto!-Dijo Yves muy exaltado.

-Eso es porque ellos temen a lo que no logran entender…-Añadió Kyouki dejando de lado su personalidad efusiva y alegre.-Nos temen por que somos diferente de ellos… -

-Así son los humanos… no hay nada que hacerle… aun así, debes ser fuerte… esto es sólo una prueba para ustedes, y por eso que estoy aquí-

-¡Sí! ¡Xiang Hen Lui nos ha estado buscando por mucho tiempo!-Exclamó Kyouki volviendo a ser el chico animoso del principio.

-¿Buscándonos?...-

-Sep, como debes de saber hay más como tú, 22 en total… hasta el momento solo he contactado a 4 de ustedes… pero eso te lo explico luego… en 15 minutos… ellos llegarán por nosotros.- Después de escuchar esto, Kyouki silbo un poco y unos caballos acudieron a su llamado.-Como “Le pendu”, es momento que lo sepas… deberás dejar atrás tu pesimismo y obstinación… dejarás de ser vulnerable, encontrarás todas las respuestas que necesitas muy pronto Yves… Puesto que tienes el ímpetu de seguir adelante… Y además, el viaje ha comenzado, los hilos de sus destinos han comenzado a moverse-Dijo Lui tomando las riendas de uno de los caballos, igual Kyouki subió rápidamente a uno de ellos.-Sabes cabalgar supongo-

-“Le mat”… es quien inicia el viaje hacia la búsqueda de conocimiento y la verdad; conserva su pureza e ingenuidad ante el mundo, sin ninguna marca social… -Dijo Yves mientras subía al caballo restante.

-Veo que sabes algo ¿eh?-

-Mi madre solía ser Tarotista…-

-Que bien, me ahorras explicaciones… ahora en marcha… Tú choza no está lejos-

-¡Pero irán a buscarnos ahí!-

-Tranquilo, sólo tomaras unas cuantas cosas, tengo un escondite preparado-

-¡Vamos, Vamos!-Insistía Kyouki-Si ya te sacó de ese lugar de locos no debes preocuparte por lo demás. ¡Después de todo Xiang es el más famoso Tarotista del mundo!-Yves guardó silencio por un momento mientras los otros dos muchachos ya habían comenzado a andar.

-Confiare en ti-Le dijo Yves emparejando su caballo al de Lui.

-¡Eso está mejor!- Ya estando de acuerdo, los tres rápidamente apresuraron el paso de los caballos hacia el oriente del reino, donde se encontraba la antigua vivienda de Yves, Pasando en el camino por los amplios campos verdes hacia una senda que atravesaba una parte del bosque del reino.

-¡Hoo!-Lui detuvo su caballo antes de salir completamente del bosque e hizo a los otros dos hacer lo mismo.

-¿Qué ocurre?-Preguntó Kyouki.

-Hum… nada realmente, solo quería cerciorarme de que no hubiese nadie ahí, sigamos- Enseguida los jóvenes reanudaron su marcha hasta finalmente llegar a la casa de Yves. El cual no perdió tiempo y entró rápidamente a la choza.

-Esperen aquí, no tardaré-

-Bien-Kyouki y Lui esperaron sin bajar de los caballos. Unos minutos después Yves salió con un pequeño bolso en mano.-Eso fue rápido… bueno, partamos-Yves subió nuevamente a su caballo y dio media vuelta pero al dar la media vuelta este se percató de que alguien estaba detrás de ellos.
-¡Un guardia!-Exclamó muy sorprendido. Era un solo caballero, más sin embargo este no portaba armadura ni arma alguna. Yves le observó por unos momentos, le tomó un tiempo reconocer que era Melrieth.

-Parece que estabas esperando ¿verdad?-Dijo Lui.

-Tú eres el Tarotista que ha recorrido todo el reino ¿me equivoco?... – Dijo Melrieth acercándose más al grupo.

-Sí, mi nombre es Xiang Hen Lui, y tú eres… Melrieth si mal no lo recuerdo-Dijo Lui sonriendo gentilmente.

-Así es…-

-¿Has venido a detenernos?-Le preguntó Kyouki.

-No…-

-¿Entonces a que ha venido uno de los perros de Lord Lyah?-Preguntó Yves muy a la defensiva.

-He venido a ayudarles; yo…-Antes de que Melrieth pudiese terminar su oración Lui le interrumpió.

-Tú eres un Tarotista… te has escondido de tus enemigos acercándote a ellos…-Melrieth estaba atónito, no podía creer que alguien que apenas recién le conocía hubiese sabido su secreto con tan sólo verle.

-¿Cómo es que…?-

-Es fácil, “Arcanum” y Tarotista tienen un aura especial, basta con eso para reconocerles… y claro algo de entrenamiento apropiado-Melrieth guardó silencio, cerró sus ojos por unos instantes para después levantar de nuevo su mirada hacia los jóvenes.

-Lord Lyah está furioso, el ejercito de la reina esta por todo el reino, buscan a Xiang Hen Lui y a Yves Lorei por herejía, una doncella de hierro los espera a ambos si son capturados-

-No debes preocuparte por nosotros, ya tengo un plan, las cartas me lo dijeron todo-

-Así que… tenía todo planeado he de suponer-

-No… algunas cosas están fuera de mi control, sólo me he basado en la lectura que hice antes de venir aquí, y al parecer es casi todo correcto; en estos momento hay una cuadrilla de caballeros esperando en cada salida del reino-

-Sí, son las órdenes de Lord Lyah…-

-Todo va de acuerdo al plan… Gracias por corroborar mi lectura, ahora, debemos partir-

-Eres un Tarotista… ¿Por qué no te unes al grupo de Lui-chan?-Preguntó Kyouki.

-No es tiempo todavía… me quedare a tratar de ayudar a otros como ustedes…-

-Buena elección-Dijo Lui.

-Hay un sendero por el bosque que hace frontera con las tierras pantanosas y el reino Francés, sólo basta dirigirse hacia el norte del reino atravesando el bosque, es más seguro que el camino por la montaña, el cual ya ha sido tomado por los guardias-

-Oh vaya, esa era mi ruta de escape, ¡Gracias por la información!, Ten cuidado Melrieth Sarkis-Dijo Lui tirando de las riendas para hacer caminar al caballo, después Yves le secundo.

-Vayan rápido-

-¡Sayounara Sarkis-san!-Exclamó Kyouki siguiendo a los otros.



=Tarot; Método de adivinación el cual puede revelar el pasado, presente y Futuro… =

---------------------------------------------------------------------

*"Le pendu".- Es el nombre original que la carta "El colgado" tiene en el Tarot de Marsella.

*"Le mat".- Nombre original de la carta "El loco" tiene en el Tarot de Marsella.
avatar
Mio_kurosaki

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 21/02/2010
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 :: ESCRITORES :: FANFIC

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.